X

Conseguir más Unidades de disco duro específicas para la videovigilancia digital

Para aprovechar completamente los sistemas de vídeo digital, es importante comprender los problemas fundamentales que determinan la implementación óptima de la unidad de disco duro. La capacidad de la unidad es una consideración clave, a medida que las soluciones de vigilancia de calidad superior pueden potenciar drásticamente los requisitos de almacenamiento.

Unidades de disco duro específicas para la videovigilancia digital

Introducción
El mercado de la seguridad por vídeo está experimentando un crecimiento extraordinario, debido en gran parte a las nuevas y potentes capacidades ofrecidas por las soluciones de vigilancia por vídeo digital. Estos sistemas basados en unidades de disco digital han ofrecido una combinación de rendimiento, flexibilidad y administración de energía que los sistemas antiguos basados en cintas no pueden igualar, y traen consigo una nueva generación de avanzado software de seguridad.

Tras el 11 de septiembre la preocupación por la seguridad continúa desarrollando su papel en la vida diaria, por lo que mejorar la videovigilancia se ha convertido en una prioridad urgente tanto para el sector público como para el privado. En edificios de organismos públicos, aeropuertos, bancos, oficinas y fábricas, los sistemas de seguridad mediante vídeo son una herramienta esencial en la lucha contra el crimen y en la seguridad de las personas. 

Así, no es una sorpresa que los sistemas de videovigilancia con unidades de disco duro estén reemplazando con rapidez a los sistemas basados en cintas. Al ofrecer un potencial sin precedentes a las aplicaciones de seguridad crítica, estas soluciones basadas en disco ofrecen una completa gama de ventajas y funciones:

  • Mayor calidad de imagen
  • Más cámaras activas y capacidad de almacenamiento de archivos
  • Acceso y grabación más rápidos
  • Funciones de administración de datos mejoradas
  • Sistemas de reconocimiento de vídeo inteligentes y avanzados

Sus funciones de personalización y capacidad son claves
Para aprovechar completamente los sistemas de vídeo digital, es importante comprender los problemas fundamentales que determinan la implementación óptima de la unidad de disco duro. La capacidad de la unidad es una consideración clave, a medida que las soluciones de vigilancia de calidad superior pueden potenciar drásticamente los requisitos de almacenamiento. Por ejemplo, añadir más cámaras puede ampliar la cobertura de seguridad, pero conlleva que se almacenen más datos. De igual manera, si se emplean una resolución de marcos y velocidades de captura superiores, se mejora la calidad de imagen, pero con el coste que supone el aumento de las necesidades de capacidad.

El almacenamiento de vídeos también determina en gran medida la capacidad necesaria. Del mismo modo que el almacenamiento a corto plazo puede conllevar enormes cantidades de datos, los períodos de almacenamiento largos no hacen sino aumentar enormemente los requisitos de capacidad.

Por su propia naturaleza, los entornos de vigilancia permanente ponen a prueba la durabilidad de la unidad, lo que es importante dada la naturaleza potencialmente crítica de los datos de seguridad implicados. Queda claro que son preferibles las unidades con características específicas de aplicación que pueden mejorar la fiabilidad. Las exigencias en cuanto a unidades de seguridad de vídeo son enormes: ciclos de trabajo de escritura de hasta el 95 %, con unidades con funcionamiento normalmente ininterrumpido.

Falso ahorro
Para satisfacer los considerables requisitos de capacidad detallados anteriormente, algunos profesionales de la seguridad han elegido utilizar unidades de sobremesa de capacidad moderada y de bajo rendimiento en sus sistemas de seguridad de vídeo. El objetivo es minimizar costes de almacenamiento; desafortunadamente tales esfuerzos han tenido poco éxito.

La implementación de unidades de sobremesa de capacidad limitada impone limitaciones e inconvenientes considerables a los sistemas de seguridad de vídeo, invalidando cualquier ahorro teórico en los costes. Las limitaciones surgen de la capacidad ajustada de red que imponen tales unidades; con un número fijo de ranuras de unidad, muchos sistemas de seguridad mediante vídeo simplemente no pueden ofrecer toda la capacidad necesaria para administrar transmisiones de vídeo de calidad superior y/o adicionales. Tampoco pueden alojar más retención de archivos de vídeo.

Los inconvenientes que resultan de la implementación de unidades de sobremesa económicas son igual de problemáticos. Sin características específicas de una aplicación determinada que dirijan la administración de energía, las unidades de sobremesa pueden tener fallos relacionados con el calor provocados por los exigentes requisitos de encendido y ciclos de actividad de las configuraciones de vigilancia.

Además, se necesitan más unidades de capacidad moderada para cumplir un determinado requisito de capacidad, lo que implica más posibilidades de error. Esta plétora de unidades utiliza más espacio del necesario, consume más energía y produce más calor, un factor clave en la reducción de vida de la unidad.

Capacidad con un propósito determinado
En pocas palabras, las soluciones de seguridad mediante vídeo tienen requisitos exclusivos que exigen unidades de disco diseñadas específicamente para cubrir tales necesidades. Tales unidades ofrecen claras ventajas sobre las unidades de sobremesa a precios moderadamente superiores, insignificantes en el contexto del coste global del sistema.

Las ventajas más obvias e inmediatas de las unidades de disco creadas específicamente para la vigilancia derivan de sus capacidades excepcionalmente altas (hasta 3 TB). Esto puede permitir hasta 42 días de videograbación continua de alta calidad [resolución de fotogramas de 1280×1040, 30 fps, vídeo comprimido H.264].

Otra posibilidad, es que se puedan añadir con facilidad más transmisiones de vídeo para una cobertura de seguridad más amplia. Al cuadruplicar la capacidad de muchas unidades de sobremesa de bajo rendimiento, una unidad de vigilancia de 3 TB proporciona capacidad adicional en caso de que se necesiten implementar cámaras adicionales, aumentando considerablemente el intervalo de un sistema de vigilancia digital. En caso de que se necesiten imágenes de resolución superior, la gran capacidad de las unidades de vigilancia permiten mayores velocidades de captura y de resolución de marcos.

Los vídeos de vigilancia archivados pueden ser una herramienta importante a la hora de predecir y responder a posibles amenazas de seguridad. Las unidades de vigilancia de alta capacidad permiten períodos de almacenamiento de almacenamiento más largos que las unidades de sobremesa de baja capacidad, haciendo accesibles más datos de vídeo para un análisis y una revisión rápidos.

Funcionalidad con un propósito determinado
Las imágenes capturadas por un vídeo de vigilancia son inherentemente efímeras; si esos fugaces momentos se pierden por un fallo en la unidad de disco, no se pueden recrear y cualquier información que contengan se perderá. Los discos que incluyen características personalizadas para solucionar de forma inteligente la administración de calor y el consumo de energía deberían formar parte de cualquier solución de seguridad digital.

Unidades de disco duro específicas para la videovigilancia digital

Las unidades específicas para la vigilancia se han optimizado para utilizarse en la seguridad mediante vídeo, e incorporan funciones avanzadas de administración de energía. En estos sistemas de seguridad mediante vídeo donde se almacenan grandes cantidades de información, el gran número de unidades necesarias puede afectar al consumo de energía para iniciar el sistema. Las unidades optimizadas para videovigilancia solucionan este problema al reducir su consumo al iniciarse, lo que permite un uso de fuentes de alimentación más pequeñas que producen menos calor.

Las unidades de vigilancia aprovechan también las ventajas de las características de conservación de energía durante el funcionamiento normal. Se puede poner a cualquier unidad del sistema en modo de ahorro de energía cuando no está en uso activo. Esto mejora significativamente la eficacia de enfriamiento del sistema y por lo tanto la fiabilidad del sistema global. (Y como las unidades de vigilancia tienen una gran capacidad, es posible reducir el número de unidades, con lo que disminuyen las posibilidades de fallos y la generación de calor en el sistema.)

Además, la mejora de funcionalidad de las unidades de vigilancia va mucho más allá de la administración de energía y de la eficacia energética. Asimismo, están optimizadas para el rendimiento de escritura en el firmware de almacenamiento en caché de búsqueda y de escritura. Esto es importante para cargas de trabajo de almacenamiento de videovigilancia, en las que la escritura de datos puede representar hasta el 95 % del funcionamiento de la unidad de disco duro. El rendimiento favorable y la longevidad de la unidad dependen en gran medida de la mejora de esta funcionalidad de escritura. También, al ser compatibles con ATA 7, el perfil de lectura/escritura de las unidades de vigilancia se puede ajustar a vídeo o a datos según convenga.

Conclusión
Como la seguridad se ha convertido en una prioridad cada vez más urgente tanto para las empresas como para los gobiernos, la necesidad de soluciones de videovigilancia digital nunca ha sido mayor. Mientras que los presupuestos ajustados pueden hacer que algunos profesionales de la seguridad se sientan tentados de escatimar recursos en almacenamiento, implementando unidades de sobremesa más baratas, los significativos peligros que este enfoque conlleva son mayores que cualquier ahorro de costes a corto plazo.

Con la aparición de las unidades de disco diseñadas específicamente para videovigilancia, los sistemas de seguridad pueden ofrecer una eficacia, rendimiento y capacidad de almacenamiento óptimos. Con un diseño personalizado para soluciones de videovigilancia digital, esta nueva gama de unidades está destinada a desarrollar un papel esencial en la evolución de las aplicaciones de vigilancia.

Etiqueta:

Productos relacionados
Enterprise Performance 10K HDD
Enterprise Performance 10K HDD

Servidores de misión crítica y matrices de almacenamiento externo. Opciones SED y FIPS.

Enterprise Capacity 3.5 HDD
Enterprise Capacity 3.5 HDD

La unidad de disco duro SED nearline de 6 TB más rápida del mundo para un almacenamiento de datos masivo.

Pulsar Principal
Unidad de estado sólido SAS Pulsar de Seagate

Cloud Computing y aplicaciones de centro de datos de lectura intensiva

ARTÍCULOS DE PROCEDIMIENTOS RELACIONADOS
Seagate es líder mundial en dispositivos de almacenamiento en disco duro que se utilizan en el almacenamiento y procesamiento en la nube.
La demanda de dispositivos de almacenamiento en un mundo de datos conectado

Los ecosistemas de datos en la nube requieren capacidad de almacenamiento digital

Más